¿Protección de la Salud?


La protección de la salud es un área de la salud pública. A diferencia de la medicina clínica, que opera a nivel individual, la esencia de la salud pública consiste en que adopta una perspectiva basada en grupos de individuos o poblaciones. Es llamativo que los determinantes de la salud (la biología humana, el entorno físico y social, el estilo de vida y los servicios de salud) de los que se encarga, no son abordados por el sistema actual de forma proporcional a la dependencia de la salud hacia cada uno de ellos.



En lo que respecta a la protección de la salud, se desarrolla entorno a la seguridad alimentaria y la salud ambiental, y es identificada públicamente por dos aspectos principales: de un lado, el ejercicio de la autoridad sanitaria a través de los controles oficiales realizados por agentes habilitados jurídica y técnicamente para ello, y de otro, por su frecuente asociación a situaciones de crisis o de gran impacto mediático por  las que los ciudadanos tienen  una mayor visibilidad de estos servicios. Entre otros condicionantes específicos caben destacar:

-         la importante repercusión e impacto social y económico de las decisiones que se adoptan.
-         las actuaciones ante terceros.
-         la implicación de los municipios.
-         ser sometida a evaluación externa mediante auditorías de la Comisión Europea.

Protección de la Salud (en rojo) en Modelo de Determinantes de la Salud
La protección de la salud constituye una pieza fundamental en la salud pública junto a la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud, pudiendo definirse, como se hace en el anteproyecto de ley de salud pública de Andalucía, como el componente de la política de salud en que se encuadran las actividades basadas en el análisis de riesgos asociados a los alimentos y riesgos ambientales, a la preservación del entorno saludable que afecte a los espacios públicos donde se desenvuelve la vida humana, y a la habitabilidad de las viviendas, y los medios de transporte, así como a la protección de aquellos otros riesgos y fuentes de peligro para la salud física y mental, que surjan en el contexto social. Con todo ello, la práctica de la protección de la salud es multidisciplinar y transversal en la seguridad alimentaria y la salud ambiental.

La seguridad alimentaria trata del conjunto de actuaciones basadas en el análisis de riesgos, encaminadas a asegurar que las etapas de la producción, transformación y distribución de alimentos se desarrollen utilizando procedimientos que garanticen, a la luz de los conocimientos científicos disponibles, un nivel elevado de protección de la salud de la población que los consume.

La salud ambiental se encarga de aquellos aspectos de la salud y la enfermedad humanas que son determinados por factores medioambientales; asimismo, este término hace referencia a la teoría y práctica relativas a los factores de evaluación y control del medio ambiente que pueden afectar potencialmente a la salud. La salud ambiental incluye tanto los efectos patológicos directos de los agentes químicos y biológicos y de la radiación, como los efectos, indirectos, sobre la salud y el bienestar del entorno físico, social y estético considerado en su sentido más amplio.

Como principios definitorios de la protección de la salud podrían destacarse los siguientes:

-         la intersectorialidad
-         la amplia regulación legal
-         la alta variabilidad de espacios de trabajo

De forma aproximada, la cartera de servicios en protección de la salud engloba actividades como:

-         La evaluación y gestión del riesgo en empresas, establecimientos, instalaciones, productos, servicios, actividades y entornos (espacios y zonas) regulados por una normativa sanitaria en el ámbito de la seguridad alimentaria y salud ambiental:

-         Actuaciones de vigilancia programadas y no programadas.
-         Inspecciones basadas en el riesgo
-         Actuaciones de verificación
-         Auditorías de control sanitario oficial sobre sistemas de autocontrol
-         Toma de muestras y gestión de las mismas
-         Medidas cautelares o de intervención
-         Informes sanitarios

-        Planes y programas establecidos por las distintas Comunidades Autónomas. Por ejemplo de control de peligros químicos, biológicos, de residuos, alérgenos o gluten en alimentos, o de seguridad química de sustancias y mezclas peligrosas, calidad del aire en el interior de edificios, ruidos, abastecimientos de agua potable, o de control de instalaciones de riesgo de proliferación de Legionella, así como otros planes de control específicos en mataderos, salas de tratamiento de caza silvestre y salas de tratamiento de carnes de reses de lidia.

    Autorizaciones sanitarias del ámbito alimentario o ambiental, reguladas por normativa legal, para empresas, establecimientos, instalaciones, productos, servicios y actividades reguladas.

     Certificados sanitarios o de informes preceptivos y/o vinculantes sobre proyectos de puesta en marcha de actividades recogidas en una disposición legal en el ámbito de la salud ambiental o la seguridad alimentaria.

        Detección de peligros de origen alimentario y/o ambiental objeto de alertas sanitarias, y actuaciones de seguimiento y control hasta su resolución.

         Comprobación, inspección y comunicación en denuncias.

         Participación en programas y actividades de prevención de enfermedades transmitidas por animales y en riesgos asociados a la fauna, así como en los estudios epidemiológicos de los mismos.
-  

 
España | UE | 2014